Usamos ingredientes naturales para formular nuestros productos de cuidado personal, junto con una mezcla de conservantes sintéticos seguros y efectivos para prevenir la rancidez, las bacterias y los hongos durante la vida útil. Sin embargo, estos conservantes sintéticos solo representan un porcentaje muy pequeño de la formulación total.