Nuestros champús y acondicionadores tienen una vida útil de 6 años. Cuando se almacena correctamente y en condiciones ideales, permanecerá en buenas condiciones durante 6 años. Si el producto se expone a temperaturas muy frías (congelación), puede reducir la eficacia, pero el producto seguirá funcionando. Recomendamos almacenar estos productos en un lugar fresco y seco.