El sistema inmunológico está formado por una red de células, tejidos, y órganos que trabajan juntos para proteger el cuerpo. El sistema inmunológico no solo afecta la salud, sino también los niveles de energía, la capacidad para lidiar con el estrés y más.