El amoníaco puede ser tóxico para los gatos y para usted. Se forma a partir de reacciones químicas naturales entre las enzimas de las bacterias, que provienen de las heces, más la urea de la orina de su gato. Nuestra tecnología Smell Squasher previene esta reacción, deteniendo esto en realidad evita que se forme el amoníaco, cuando utilizado como se indica . La tecnología Smell Squasher no enmascara, absorbe ni neutraliza el amoníaco como otras marcas de arena actualmente en el mercado.