Un sistema inmunológico saludable significa que el sistema inmunológico es capaz de responder de manera adecuada cuando se enfrenta a diferentes desafíos. Todos los días, el sistema inmunológico de su mascota se ve afectado por virus, bacterias, toxinas ambientales y otros patógenos. Además, el estrés y la mala nutrición también pueden afectar la salud inmunológica.