Felicitaciones por esperar una nueva camada. Para las perras o gatos gestantes y lactantes, es importante que consuman suficiente comida para sus propias necesidades y para alimentar a su futura descendencia. El aumento típico del consumo puede oscilar entre un 25% y un 50% más de su nivel habitual. Debido a que sus necesidades calóricas aumentan drásticamente, debe consultar las pautas de alimentación para una mascota embarazada o lactante. Recomendamos consultar a su veterinario para obtener pautas de alimentación específicas para su mascota.