Durante el período de transición de cambiar la dieta de su mascota, es normal observar algo de flatulencia (gases) de baja a moderada. Esta es una transición normal a medida que el sistema digestivo de su mascota se ajusta a los nuevos ingredientes. Una vez que su mascota haya hecho la transición por completo, esto debe suspenderse. Es importante tener en cuenta que, con mayor frecuencia, el gas se produce al tragar aire. Observe a su mascota para ver si hay algún comportamiento alimenticio, como engullir comida rápidamente debido a la competencia de otra mascota o estrés en el área para comer. Siempre permita que su mascota coma en paz, para que pueda relajarse y disfrutar de su comida.