Nuestro producto está compuesto de arcilla bentonita de sodio y, como tal, no es biodegradable. Es mejor deshacerse de la arena para gatos usada de acuerdo con su programa municipal de desechos y basura, donde los desechos pueden manejarse adecuadamente para proteger el medio ambiente.
La molécula segura para mascotas / humana en nuestra tecnología Smell Squasher se descompone en presencia de ozono de la atmósfera y no contaminará la tierra de ninguna manera.