Los desechos de gatos contienen bacterias y pueden contener toxoplasmosis que no es adecuada para ser enterrada en su patio trasero. Los desechos de los gatos se escurrirán y se filtrarán a la capa freática, la escorrentía del océano, etc., y podrían introducir niveles concentrados de desechos dañinos en el medio ambiente. Independientemente de lo que pueda leer en algunos sitios web de marcas de arena alternativas, nunca arroje su arena para gatos usada en su macizo de flores, jardín o inodoro.