Nuestras latas están especialmente selladas y tienen una vida útil de 36 meses y deben almacenarse en un lugar fresco y seco. Después de abrir, cubra, guarde cualquier porción no utilizada en el refrigerador y utilícela dentro de los tres días posteriores a la apertura.