Los perros y los gatos (como los humanos) tienen bacterias en el intestino. La dieta que les dé puede ayudar a controlar los tipos de bacterias para producir un ambiente más favorable para la salud en general. Los prebióticos pueden desempeñar un papel importante porque ayudan a nutrir las bacterias probióticas naturales que se encuentran en el intestino de su mascota. Aquí está la diferencia entre prebióticos y probióticos:

Prebióticos : Un ingrediente alimentario no digerible (como la fibra) que mantiene un entorno favorable para las bacterias y las células de la pared intestinal del tracto digestivo. Los prebióticos permiten el crecimiento y la actividad de las bacterias que pueblan el tracto gastrointestinal. Las fibras prebióticas fermentan durante la digestión y desarrollan bacterias en el intestino (tracto digestivo). Estas bacterias se suman a cualquier probiótico que se produzca naturalmente.

Probióticos: Los probióticos son un suplemento dietético que contiene bacterias vivas que se agregan a las bacterias normalmente presentes en el tracto gastrointestinal. Son organismos vivos que debe permanecer vivo para poder trabajar . Los probióticos pueden disminuir o incluso morir por completo cuando se exponen al calor, largos períodos de tiempo y acidez. Si ve productos con probióticos agregados, existe la posibilidad de que, para cuando los use, los probióticos estén muertos y no ofrezcan ningún beneficio digestivo a su mascota.