Si ha guardado las porciones sin usar en el refrigerador, algunos perros y gatos disfrutarán de guisos refrigerados. Es posible que su mascota prefiera que esté a temperatura ambiente o ligeramente caliente. Deje reposar a temperatura ambiente durante 20 minutos o vuelva a calentar suavemente en el microondas durante 8-10 segundos en un plato apto para microondas. Nunca alimente a su mascota con comida caliente, así que pruébela primero con la yema del dedo.