Nuestra mezcla de PBF entrega fibras prebióticas para nutrir miles de millones de bacterias. Nuestros ingredientes prebióticos son resistentes a la digestión en el estómago y el intestino delgado, pero son total o parcialmente fermentables en el intestino grueso. Los prebióticos nutren a las bacterias y al intestino.
Los prebióticos PBF a menudo dan como resultado un pH más bajo en el intestino grueso. El pH más bajo es el resultado de una mayor producción de ácidos grasos de cadena corta. Los principales AGCC son el acetato, el propionato y el butirato, y cada uno de ellos tiene un papel importante en el intestino y en el metabolismo del animal huésped.