Las verduras se cortan a mano en pequeños lotes y se preparan en bandejas de aproximadamente 3-5 libras a la vez. Los ingredientes de pescado, pollo y pato se cocinan y luego se cortan o desmenuzan a mano por equipos de trabajadores expertos que inspeccionan a mano los ingredientes en busca de color, textura y olor para asegurarse de que cada componente cumpla con especificaciones estrictas. La carne oscura y la carne blanca se separan con las manos según sea necesario.

Las múltiples etapas de producción se dividen en porciones de 5 a 20 libras y se reparten en bandejas de acero inoxidable antes de mezclarlas con las latas. Un lote de producción típico es tan pequeño como 7 libras y tan alto como 150 libras. Esto es muy pequeño en comparación con la forma en que la mayoría de los principales fabricantes de alimentos para mascotas preparan alimentos enlatados en cantidades significativamente mayores.